01 800 248 88 00 / info@innovacionagricola.com
Inicio / Blog / CENICILLA POLVORIENTA

CENICILLA POLVORIENTA

19 diciembre, 2016

Las cenicillas u oídios, son de las enfermedades más ampliamente distribuidas por sus características particulares y condiciones de aparición. Estas se presentan en condiciones de baja humedad relativa y altas …

Las cenicillas u oídios, son de las enfermedades más ampliamente distribuidas por sus características particulares y condiciones de aparición. Estas se presentan en condiciones de baja humedad relativa y altas temperaturas y si no se previenen o controlan a tiempo pueden causar grandes daños a nuestros cultivos llegando incluso a defoliarlos. Se presentan principalmente en meses cálidos y secos siendo sus síntomas muy visibles. Se manifiestan mediante la aparición de un micelio blanco polvoriento que puede cubrir total o parcialmente el área foliar, presentándose estas lesiones principalmente por el envés de las hojas, dependiendo del cultivo y de la especie en cuestión.

Actualmente existen alternativas de carácter biorracional, además de las químicas ya conocidas, para la prevención y el control de este patógeno. Estas herramientas son muy efectivas y no causan resistencia como los principales grupos químicos usados comúnmente para el combate de la enfermedad.

Entre las principales alternativas que podemos mencionar se encuentran las fermentaciones de microorganismos benéficos que tienen un muy buen nivel de prevención de la enfermedad, como el caso de Basillus subtiles cuyos exudados nos proveen un efecto vacuna contra la aparición de la cenicilla.

De carácter curativo podemos mencionar combinaciones de exudados de microorganismos con algas del género Ascophyllum, que además de ofrecernos un amplio efecto de control, no avejentan los cultivos ni los someten a estrés como la mayoría de los agroquímicos convencionales.

Alternativas Bioagricultura.

Tribac 3-5cc/Lt de agua vía foliar ó 1 a 3 Lts/Ha vía riego.

Rador 5 grs/Lt de agua vía foliar.

Las principales medidas para combatir la aparición de esta enfermedad son mantener bien aireados los cultivos además de mantener una buena luminosidad y realizar aplicaciones de carácter preventivo cuando se presenten condiciones para el desarrollo de la misma.

 

 

Autor: Ing. Francisco Meza, experto en Residuo Cero.

Fotografía por : jeff-kubina-creative-commons